Los pájaros

La cabina telefónica como refugio.

Quién me diría que la cabina telefónica terminaría siendo un elemento urbano del pasado. Y de pronto me entra la nostalgia. ¡Cuántas veces utilicé las cabinas en la calle! ¡Cuántos nervios porque no funcionaba o porque te quedabas sin monedas y veías que se iba a cortar la llamada! ¡Alguna vez llegué a dictar una noticia por una de ellas! Por supuesto el cine tiene cabinas, cabinas míticas.

Siempre que se nombran aquí particularmente nos viene a la cabeza un mediometraje de Antonio Mercero angustioso, La cabina (1972).

Pero tampoco se nos olvida una Tippi Hedren horrorizada, que ve desde una cabina los ataques de los pájaros y que observa cómo intentan también traspasar el habitáculo donde está protegida. Hedren atrapada en Los pájaros (1963)

¿Os acordáis de los hermanos Babbitt en Rain man (1988)? Ahí hay escena divertida con algún que otro mal olor.

En plena época de móviles, Colin Farrell termina en una cabina, y ahí está encerrado, pues un francotirador le amenaza con disparar si sale de ahí. Me refiero a Última llamada (2002).

También hay amor y sexo en una cabina telefónica en Amor a quemarropa (1993).

O cabreos monumentales como el de Michael Douglas en Un día de furia (1993), que no aguanta más que le llamen la atención, y “estropea” una cabina con su escopeta.

En las películas de Woody Allen no faltan. Últimamente he repasado Recuerdos (1980). Y ahí el director de cine Sandy, después de hablar por una cabina, reconoce la voz de una violinista que le atrae, que está hablando desde otra.

Y es que en las cabinas también hay momentos de soledad… Como esas llamadas desesperadas de la cantante de La Rosa (1979), desde una cabina telefónica aislada, solitaria. Una llamada de socorro…

¿Cuántas veces quedan llamadas ininterrumpidas en secuencias de películas de misterio, terror o de espías? Y un teléfono colgando, y una voz desde el otro lado de la línea… O un protagonista desesperado, que le han dicho que espere una llamada desde determinada cabina para seguir instrucciones sobre un asunto de vida o muerte…

¿Cuál es tu cabina de teléfono favorita?

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.