lafuria

Si leemos uno de los artículos de Guillermo Cabrera Infante, “El brillante Brian (De Palma)”, en su faceta de crítico cinematográfico, recopilado en el libro Cine o sardina, nos encontramos con que escribe esto, refiriéndose a La furia: “La factura de este film hermoso visualmente (el mejor que ha hecho De Palma hasta ahora) no solo es impecable sino obra de un virtuoso artístico, de un técnico maestro, de una brillantez rara aun en un cine técnicamente tan perfecto como el cine americano actual”. Y es que, particulamente, De Palma es un director que domina la forma y con el contenido vuela a veces hacia la racionalidad y otras al delirio. La furia es puro delirio dentro de una factura visual brillante. Aunque por ahora, sin ninguna duda, de su filmografía me quedaría con Atrapado por su pasado (Carlito’s Way).

Sin embargo, es cierto, y no hay duda, que Brian de Palma es capaz de secuencias de un virtuosismo brillante. Y La furia está llena de ese tipo de secuencias. Además mezcla géneros impensables como cine de espías, con cine fantástico con gotas de thriller, lluvia de terror y una pizca suave de humor. Así los héroes trágicos de esta historia son un padre desesperado (Kirk Douglas), que pertenece a la CIA, al que arrebatan a su hijo porque posee poderes mentales poderosos como la telequinesis; y una joven (Amy Irving) con los mismos poderes que el secuestrado (y la única que puede llegar hasta él) que lleva su don como el peor de los lastres. Los poderes de estos jóvenes mal empleados, canalizados a través de la furia, son un arma letal. El descontrol de sus mentes puede originar la mayor de las catástrofes. El argumento es todo un delirio pero, sin embargo, la narración cinematográfica consigue momentos que no se borran.

La primera secuencia, la del secuestro, es absolutamente emocionante que entra de lleno en una película de acción y espías de ritmo trepidante, a lo James Bond… y se vislumbra muy superficialmente lo fantástico. Transcurre en una playa de Oriente Medio donde idílicamente viven padre e hijo, con una relación casi perfecta, que van a embarcarse en un viaje definitivo a EEUU, con la complicidad de un amigo y compañero (John Cassavetes) del padre que será el que les traicione, pues trabaja en una agencia secreta y oscura del Gobierno que realiza experimentos avanzados. Viven un simulado ataque terrorista que es la tapadera para eliminar al padre y secuestrar al hijo. Solo que el agente de la CIA no muere. Así este viajará de incógnito a EEUU para buscar a su hijo y vengarse del amigo (que quiere al joven no solo para la investigación sino para que actúe como arma poderosa en un futuro)… Y en su camino se cruzará la joven atormentada con poderes mentales.

Además goza de un buen reparto, a Kirk Douglas y a John Cassavetes (héroe y antagonista) se les une una Amy Irving que tuvo un papel relevante (curiosamente como antagonista de la joven con poderes) en otra película anterior de De Palma donde los poderes telequinéticos también eran protagonistas, Carrie. Por otra parte se cruzan en el camino de los protagonistas, buenos secundarios como Charles Durning. Como curiosidad se puede ver a una jovencísima Daryl Hannah en un pequeño papel como alumna puñetera.

Brian de Palma regala varios momentos brillantes de virtuosismo técnico y gran belleza visual o creando atmósferas de suspense y terror que envuelven la pantalla, todo rociado con la música de John Williams. Así rueda en una escalera una de las visiones más poderosas de la joven, cuando da la mano a su doctor. Y logra como si el tiempo y el espacio se detuvieran en su presente y proyectar como si fuera una pantalla de cine circular momentos del pasado tormentoso del joven secuestrado. O crea un suspense demoledor en un parque de atracciones para que el espectador sienta cómo la furia desata la mente de estos jóvenes con consecuencias terribles. Y con ese suspense elabora la huida de la joven que se ve atrapada, como en su momento el hijo de la protagonista, y esta recibe además la ayuda de la amante del padre (que le está echando una mano), que está trabajando dentro del proyecto del amigo que le traicionó. Esa huida crea una secuencia poderosa en ralentí que termina en tragedia. Además tiene un final impactante, con toda una explosión gore… que iba alumbrándose a lo largo de la película. Un final donde la furia se desata y campa libremente…

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.