Header image alt text

El blog de Hildy Johnson

Simplemente, un blog "de cine"

lafortalezaescondida

A unos días de que se estrene La guerra de las galaxias: el despertar de la fuerza, séptima entrega de la saga que inauguró en 1977, George Lucas; recuperamos La fortaleza escondida. Pues una de las miradas sobre esta película de Akira Kurosawa es buscar las fuentes de inspiración de Lucas (pues reconoció que era uno de sus referentes) para su primera película en las galaxias. Sin embargo, La fortaleza escondida se mantiene ella sola, sin negar cómo dialoga con la película de George Lucas, como una entretenida y divertida película japonesa dentro del género de aventuras. Akira Kurosawa no solo domina el género sino que sigue tendiendo ese puente entre Oriente y Occidente (él era un gran amante del cine americano) que hacía que sus películas llegaran al otro lado del océano con un entendimiento de sensibilidades.

Si atendemos tan solo a una mirada comparativa, podemos encontrar diversos referentes trasladados a la guerra de las galaxias. La presencia de un dúo cómico con un peculiar sentido de la amistad: los campesinos Tahei y Matashichi dejaron sus ecos a R2D2 y C3PO. El conflicto principal: la princesa rebelde que tiene que ser salvada para instaurar su dinastía. El general a su servicio en una, el mercenario a su servicio en la otra. Y la tensión sexual no resuelta entre princesa y general/princesa y mercenario. Algunos paisajes por donde campan los personajes. Y como no, la sustitución de lanzas por espadas láser… con sus luchas espectaculares correspondientes.

Pero La fortaleza escondida es mucho más rica y apasionante, además de una película divertida y muy entretenida (para disfrutarla entre varios… sean amigos, familia o apasionados por el cine, como fue el caso de esta reportera que escribe). Kurosawa empapa al espectador de cine de cultura japonesa pero a la vez vemos puentes y diálogos con el cine americano y el género de aventuras. Y la mezcla es apasionante.

Lo primero que enriquece la propuesta es su punto de vista. Los protagonistas son dos parias, dos personajes marginales, dos pobres y castigados campesinos que se encuentran en una batalla que no es la suya. Tahei y Matashichi solo quieren sobrevivir y a ser posible convertirse en hombres ricos. Son dos pícaros con un peculiar sentido de la amistad, dos fracasados, que pierden los papeles cuando encuentran oro… o la posibilidad de enriquecerse. En ellos hay huellas de los perdedores de El tesoro de Sierra Madre de John Huston pero su reflexión sobre la codicia es más cómica y lúdica. Y así estos dos pícaros, con todos sus defectos y virtudes, se encuentran frente a una gran aventura cuando se cruza en su camino el silencioso general Rokurota Makabe (con un imprescindible y poderoso Thosiro Mifune), que a su vez protege y oculta a la joven princesa Yuki, por la que piden mucho dinero. Los campesinos en un principio no saben sus identidades reales y creen que van a ayudar a pasar un botín de oro, evitando una frontera altamente vigilada. Los dos campesinos se pasarán toda la película intentando traicionarles y volviendo siempre de nuevo con ellos, cuando las cosas se complican (el trayecto de huida se les ocurre a ellos en una cómica explicación). ¿Cuántas películas se nos ocurren de princesa o dama en peligro y caballero al servicio de su protección? Pero Yuki no es damisela sumisa, es joven rebelde, bella y con mucho carácter.

Así todos van a parar a la fortaleza escondida que alude el título y después a un viaje de huida con diversos obstáculos hasta ponerse a salvo. Aparecen todos los elementos imprescindibles para el héroe que emprende la aventura. Entre medias surgen otros dos personajes importantes para el éxito de la empresa heroica: el general Hyoe Tadokoro, rival pero también amigo de Rokurota, y la mujer vendida… Así se establecen relaciones y amistades imposibles que hacen avanzar la acción.

La película oscila entre el humor y la aventura sin nunca bajar el ritmo de acción, siempre ocurre algo. Y también es un canto a vivir la vida, a disfrutar del instante… pensamiento que tiene su clímax en la danza del fuego y la canción que se entona. Tampoco descuida momentos cómicos impagables: la princesa para no ser descubierta tiene que hacerse pasar por muda…, cómo se comportan los campesinos con ella provoca momentos hilarantes. O instantes emocionantes como cuando la princesa, su general y la mujer que les acompaña han sido detenidos y van a ser ejecutados, y la princesa Yuki confiesa que está preparada para morir porque ha vivido intensamente… y entona la canción de la danza del fuego.

Y con buen ritmo e intérpretes carismáticos, y un buen uso del lenguaje cinematográfico, se disfruta de un buen cine de aventuras que deja al espectador sin respiración… pero plenamente satisfecho.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

12 Comments

  1. Pedazo de texto, amiga Hildy. Las películas de Akira son una maravilla visual, entre otras cosas. Si pudiéramos ver el negativo de sus películas veríamos que cada fotograma una hermosa fotografía. Me gusta que menciones a Georte Lucas, porque no veas lo que tuve que pasar el otro día en un club de fans de Star Wars. Lucas no sabría dirigir una batalla en mitad de una pradera. Ahora si le das un ordenador se frota las manos y se lo pasa a un experto en informática y le dice que lo haga él. Por cierto, hace poco vi de Akira Perro rabioso y ya estoy escribiendo sobre ella. Me llamó mucho la atención esa escena en el bosque donde se matan dos tipos y vemos unas flores salpicadas de sangre. Es igualita a la que filmó Tarantino en Django desencadenado. Algún día a alguien le dará por estudiar las influencia del genio japonés tuvo en el cine mundial. Y ya verás cómo salen un montón de ratas de debajo de la cama corriendo que se las pela.

    Besos con traje de Ninja.

  2. Querido Francisco, todavía me queda Akira para rato pero lo que voy viendo me va entusiasmando bastante. Con La fortaleza escondida he disfrutado muchísimo, además el blu ray es buenísimo. Me apunto Perro rabioso, que no solo no la he visto sino que desconocía todo sobre ella. Qué buena recomendación y leeré con placer tu reseña. Sí, el cine oriental ha influido mucho en el cine de Tarantino. Los diálogos, influencias y referencias que se establecen entre películas de distintos lugares y culturas, a veces sorprenden muchísimo.

    Beso
    Hildy

  3. Licantropunk dice:

    Bien hecho: ni secuelas, ni precuelas, ni zarandajas: directamente a los anales. Solo por pensar que Kurosawa estaba detrás de toda aquella idea, se puede pensar que fue una buena idea.
    Saludos.

  4. 39escalones dice:

    Pedazo de película, infinitamente superior a su emulación. Y un espléndido, y necesario, ejercicio de memoria cinematográfica. La memoria, o la desmemoria, hacen que se aplaudan muchas cosas que no son para tanto. Kurosawa es, sobre todo, una fiesta para los sentidos. Y para las sensibilidades. Un fiestón, vamos.

    Un texto maravilloso, mi querida Hildy.

    Besos

  5. Jajaja, querido Licantropunk, eso, eso… al origen de la fuerza. La fortaleza escondida es cine de aventuras de lujo. Yo me lo pasé genial viéndola.
    Beso
    Hildy

  6. Me quedo con unas palabras de tu comentario, mi querido Alfredo, la película es una fiesta para los sentidos. Qué ganas de bailar y cantar alrededor del fuego…
    Beso
    Hildy

  7. Marga dice:

    Y la de veces que me digo que me tengo que poner ya, pero ya, con Kurosawa… he visto algunas pero me apetece una de “panzada”.

    Esta me la apunto, gracias!

    Besos

  8. Querida, querida Marga: para esa panzada mítica que vas a darte incluye esta. Yo me lo pasé realmente muy bien. Y unas risas nunca vienen mal. Y otra de este director que me encantó y emocionó fue Vivir.
    Beso
    Hildy

  9. Victor dice:

    Gran texto para una gran pelicula que hace tiempo que no veo. No sabia que Lucas se inspirò en cosas de ella….accion, sentido del humor, aventura….y todo ello servido por un gran gourmet….no estaria mal una reposiciòn….pero en fin…un abrazo

  10. Mi querido Victor, es de esas películas que vuelves a ver y apetecen mucho por lo entretenidas y buenas que son. Has dado con la receta y cada uno de sus ingredientes.

    Beso
    Hildy

  11. Eduardo Bueno dice:

    No solo película de aventuras, es un retrato del Japón medieval, de reinos feudales, el gran tema de Kurosawa al cual siempre regresará con Toshiro Mifune como protagonista. Es una sátira sobre el poder, un reencuentro de la princesa con el pueblo y un retrato de campesinos que pueden escaparse con el oro y siempre hay algo que lo impide e incluso no saben como hacerlo. Este retrato del pasado, para Kurosawa es más fructífero que el Japón pos II Guerra Mundial, totalmente americanizado y sin valores (Ikiru). Pero el director no busca un regreso a la tradición (Mishima), sino las continuidades entre el japón del pasado en formación y el japón, del presente que vive Kurosawa. Reto que no logra consolidar, sino a través de una lectura universal (RAN). Valora Kurosawa la valentía y la lealtad de los generales, la sensibilidad comprometida de la realeza, no oculta su simpatía por los perdedores y humildes.

  12. Bienvenido, Eduardo.
    Y gracias mil por tu jugoso comentario que añade más matices a una película rica como es La fortaleza escondida. No hay duda de que Kurosawa es un director creador que permite lecturas interesantísimas de sus imágenes.

    Beso
    Hildy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.