Pa negre…

Acabo de terminar de ver la gala de los Goya y siento una alegria inmensa por Pa negre de Agustí Villaronga. Sólo sé que me fascinó…

Me quedo con una frase de Camus: «Un oficio al que quieras y respetes te puede ayudar a vivir». Y doy una pequeña vuelta a esa frase: «Una pasión a la que quieras y respetes te puede ayudar a vivir».

Y de paso en este pequeño texto invito ya que mañana es 14 de febrero, no a incitar al consumismo de San Valentín, sino a recordar todas aquellas escenas de amor que nos hayan emocionado a lo largo de nuestra vida como espectadores de cine. Os aseguro que es reconfortante. Y de paso si realmente estamos enamorados (o que realmente amemos alguien con muchísima fuerza sin necesidad de que sea una pareja) que mañana nos levantemos con la mejor de las sonrisas, un beso y una palabra amable.

Me voy a la cama a soñar con mi pasión… y a pensar en las miles de declaraciones de amor cinéfilas que me hacen mirar la vida con ojos alegres.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.