Galanes olvidados (II)

Si yo pronuncio Sterling Hayden, ¿cuántas películas somos capaces de recordar?¿Qué sabemos de su vida?Actor no sólo hermoso y de rostro misterioso sino protagonista de una de las escenas de amor más míticas. Si pronuncio “Miénteme. Dime que me has esperado todos estos años. Dímelo”. Entonces la cosa cambia y Hayden se transforma en Johnny Guitar.

Hayden es protagonista también de una vida de película. Hombre aventurero como ninguno que luego se hizo un nombre en Hollywood con distintos papeles en La jungla de asfalto, la maravillosa Atraco perfecto (que tuve oportunidad de verla hace poco gracias a sabio consejo), la delirante ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú o ya abuelo en eso fresco histórico que es Novecento.

Como curiosidad contaros que nunca estuvo contento con su actuación en la triste y famosa Caza de Brujas. Después de ser partícipe activo en la Segunda Guerra Mundial, se alistó durante un tiempo al Partido Comunista en EEUU. En uno de los vergonzosos juicios, Hayden repitió nombres ya dados de compañeros que militaban o estaban conectados con el Partido Comunista. Sin embargo, siempre repudió este momento.

Lo mismo pasa si yo comento el nombre de Dana Andrews…, injustamente olvidado. Andrews tiene una carrera prolífica y protagonizó películas inolvidables del género negro, western y bélico.

Sólo diré el nombre de sus películas más recordadas y seguro que enseguida nos viene su rostro a la cabeza. Laura, Los mejores años de nuestra vida o Mientras Nueva York duerme. Grandes películas de Otto Preminger, William Wyler y Fritz Lang.

Dana Andrews luchó durante años contra su adicción al alcohol y a veces no fue muy afortunado en la elección de personajes y películas.

Otro intérprete olvidado o poco recordado es, sin duda,  Robert Stack. Que además destacó a partir de los 60 en sus intervenciones televisivas y se fue apartando poco a poco de la gran pantalla. Sin embargo, tres películas son suficientes para recordarle y que tenga un hueco en la historia del cine: un soldado joven y atractivo en la maravillosa Ser o no ser y sus atormentados y complejos personajes en dos grandes melodramas de Douglas Sirk (Escrito sobre el viento y Ángeles sin brillo).

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.