Diccionario cinematográfico (102)

Líderes sociales: y el cine también ha reflejado vida y obras de líderes sociales reales o ficticios. Nos dejaron el corazón en un puño. Nos emocionaron.

Personas que durante su vida se convierten en líderes sociales que transforman el mundo injusto que nos rodea. Algunos son líderes más anónimos, otros su nombre traspasó fronteras (como el cooperante muerto recientemente Vicente Ferrer).

Empezamos el recorrido con otro hombre en la India: Gandhi. Su vida fue llevada en la pantalla en superproducción años 80 de Richard Attenborough con un Ben Kingsley transformado en líder social y espiritual con el movimiento de no violencia como protagonista para acabar con el colonialismo británico y conseguir una India independiente.

El mismo director años más tarde rodaría Grita libertad donde narra la historia de uno de los líderes negros que se enfrentó al Aphartheid: Steve Biko con el rostro de Denzel Washington.

Meryl Streep se mete en la piel de líder social cuando lucha por que se respeten los protocolos de seguridad en una central nuclear para proteger a todos los trabajadores. Ella es Karen Silkwood.

Raúl Julia, ya desaparecido, encarnó a Oscar Romero, sacerdote salvadoreño que luchó toda su vida para defender los derechos humanos y denunció la violencia política que se ejercía en El Salvador durante los años setenta.

Otro dirigente obrero, ficticio, líder social a su pesar tiene el rostro ni más ni menos que de Marlon Brando en La ley del silencio donde después de una transformación lucha por la defensa de los trabajadores en los muelles y por terminar con las mafias que les hacen la vida imposible y les ofrecen unas condiciones laborales y de vida impresentables.

Recientemente ha vuelto Sean Penn con personaje histórico: Harvey Milk, activista gay que luchó por los derechos de los homosexuales en EEUU durante la década de los setenta.

El cine refleja cientos y miles de líderes sociales, ficticios o reales, en determinados entornos que transforman vidas y luchan sin rendirse y superan obstáculo tras obstáculo. Mario y Ana son el matrimonio que cada día se comprometen con su entorno y luchan por todos los medios para que exista la justicia social en esa pequeña joya que se llama Un lugar en el mundo. Ellos tenían los rostros de Federico Luppi y Cecilia Roth.

Daniel Lefebre es el director de una escuela infantil absolutamente comprometido con su entorno y en continua lucha y compromiso para facilitar la vida a unos alumnos que viven al borde de la marginación social. Hoy empieza todo es una joya donde se ve la lucha social de un hombre que en su entorno es un líder que trata de transformar con ayuda de todos el entorno donde vive y desarrolla su trabajo.

En Pan y Rosas se refleja la lucha real de un gremio de trabajadores. Dos hermanas mexicanas, que trabajan en limpieza de un edificio de oficinas en EEUU, son las protagonistas. A través de la ayuda y apoyo de un activista norteamericano, liderarán la lucha para mejorar sus condiciones laborales. Ken Loach al pie del cañón en la denuncia social.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.