Lana Turner

Quizá mirando ahora una fotografía de Lana Turner no se entienda el influjo sexual que supuso su figura en los años cuarenta y cómo en los cincuenta y sesenta fue la mujer tipo del melodrama desatado. Sólo leyendo su vida y cómo se mezcla con las películas que protagonizó podamos entender a la Turner como icono. La rubia glamurosa siempre peinada (incluso cuando tiene que estar desaliñada) e impecablemente vestida que va yendo de brazos en brazos de hombres de distinta calaña que o destrozan su vida o vuelven a levantarla. Y ella como mujer hielo ejerce de mujer-fatal-objeto sexual o de mujer que del arroyo salta a las altas esferas pero siempre con componente melodramático va pisando los caminos que depara la vida.

La Turner desnuda sus emociones bajo su apariencia de glamour… y muestra cómo si rascas surge la mujer vulnerable que vencida, muchas veces, por el alcohol sólo busca una estabilidad emocional que no encuentra o llenar una vida vacía que la destroza.

La Turner mujer de carne y hueso, la Turner actriz se entremezcla y surge una personalidad apasionante. Lana, de vida tormentosa supo ofrecer las dosis de sufrimiento suficiente a sus papeles melodramáticos y el glamour necesario a películas insípidas. Sus peinados de señorona, sus vestidos soñados, sus escándalos ficticios y reales… construyen un mito especial. Todavía recuerdo sus últimas imágenes de gran señora con mucha vida a cuestas en esa visita que realizó a Donosti con ese traje rojo…

Son varias películas las que la definen. El nacimiento de un mito erótico en la película donde Lana es más carnal y real, sin el glamour artificioso del futuro, en esa especie de neorrealismo americano que supuso El cartero siempre llama dos veces en 1946. Entre víctima y mujer fatal, entre vulgaridad y glamour, entre mujer mármol y vulnerabilidad latente su Cora supuso el nacimiento de una personalidad con carácter de mito.

Después el artificio y la aventura de una mujer glamurosa y objeto, pérfida que se lleva todos los claveles del público, que seduce a todas horas y ejerce de mala inolvidable en Los tres mosqueteros como una Lady de Winter inolvidable. Ay, ese lunar negro.

Actriz insegura que surge de las cenizas, del alcohol que la corroe, del amor que la destruye… pero que finalmente ahí resurge una y otra vez en un Hollywood que mina pero construye mitos aunque sean dolorosos. Actriz con glamour y con vulnerabilidad a cuestas así es Lana Turner en Cautivos del mal.

… Llegan los melodramas que la convierten en mito inolvidable. Mujeres inestables emocionalmente que hacen sufrir a los espectadores llevándoles a estados de paroxismo con altas dosis de glamour pero con una autenticidad en el fondo de sus ojos. Así nos dejamos arrastrar por la Lana de Vidas borrascosas que presenta toda la violencia emocional y sexual de una pequeña localidad americana en los años cincuenta. Llegamos a las lágrimas extremas en una de las obras cumbres del melodrama desatado en Imitación a la vida. Y nos ‘deleitamos’ con el ascenso y caída de una mujer en el exagerado pero por eso mismo contundente melodrama cisne, La mujer X. Todavía me queda por descubrir pero pronto será desterrado del cajón de pendientes el melodrama más oscuro que construye completamente el mito de Lana, Retrato en negro.

Y la vida de sus heroínas no supera o iguala la vida de la Turner mujer de carne y hueso con amistades y amores peligrosos que la hicieron siempre tambalearse de un lado a otro. Una vida demasiado intensa con traiciones, sexo, tragedia, alcoholismo, asesinato, chulos, también algún hombre bueno, playboys y gánsters que fueron construyendo una máscara glamurosa que a veces se caía a pedazos de vulnerabilidad…, la historia de una mujer con cabello rubio impoluto que huía de una soledad que la aterrorizaba…

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.  

1 comentario en “Lana Turner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.