39 estaciones. De viaje entre el cine y la vida de Alfredo Moreno Agudo (Eclipsados, 2011)

En un prólogo certero de Francisco Machuca (les invito a todos a visitar su blog El tiempo ganado) habla de la imposibilidad de escribir La Hermosa Historia Imposible del Cine y sin embargo da las claves para elaborarla. Memoria, sensaciones e imágenes…y entonces nos adentra en el viaje que propone Alfredo Moreno (creador del blog 39 escalones… otro buen sitio para navegar) con parada en 39 estaciones. Un viaje de miradas, recuerdos, reflexiones, sentimientos y lecturas que no hace más que proponer una personal  Hermosa Historia Imposible del Cine.

Adentrarse en cada una de las 39 estaciones es disfrutar de una parada donde con deleite disfrutar de una pasión, el cine. Y la vida es una suma de pasiones. Es un libro para saborear cada propuesta-mirada. Un paseo por sus páginas, es un paseo personal por el séptimo arte. Con sensibilidad extrema desgrana sus momentos entre el cine y la vida. Así nos adentramos en el alma de un actor, de un director o en el corazón de una película, de una escena. O como la vida nutre al cine y el cine nutre a la vida.

En este peculiar y personal viaje nos emocionamos ante dos viejos payasos que ante las candilejas de un escenario nos muestran sus rostros sin caretas, la de dos grandes del cine silente con dos concepciones de arte diferente. Recorremos una y otra vez la tienda de la esquina, que es un bazar de sorpresas repleto de seres humanos reconocibles. Recordamos una historia de amor que se lee en la carta de una desconocida y los lazos entre cine y literatura. Nos adentramos en la historia de un diablo, que se transforma en actor, que es protagonista de diversos fotogramas. Nos recuerda la mirada de uno de los perros más neorrealistas del celuloide, responde al nombre de Flike.

La siguiente parada nos lleva a Innisfree junto a la historia de revelaciones entre Mary Kate y Sean. O nos lleva a la espera del autobús de la una y media donde un Marty esperanzado piensa que quizá será hombre amado. No podía faltar un recorrido fascinante por el complejo de culpa que recorre las películas del maestro del suspense. Ni mucho menos una mirada buñeliana. O adentrarse por un viaje especial a la India de la mano de Satyajit Ray. O un estimulante paseo por el mundo de las apariencias del cínico Wilder.

Montar en caballo o en moto en compañía de John Sturges, apasionado artesano. O pasear por rarezas como por un western impenetrable a orillas del mar.También una mirada y un viaje alucinante al interior de dos mujeres-persona con fondo bergmaniano. No puede faltar un baile de vampiros que se convertiría en pesadilla.

Nos adentraremos en el viaje hacia la muerte de un creador, Nicholas Ray, o en los silencios de los samurais. Viajaremos por el espacio según Kubrick o viviremos el horror de la guerra. Haremos una parada en el Oeste con mirada de Hawks. Tendremos el gusto de conocer al marinero jovial y volaremos por horizontes perdidos donde se esconden hombres que quizá puedan reinar o queden atrapados finalmente por el fracaso.

Nos iremos más allá de Orión o traspasaremos los rayos catódicos. Saltaremos por los sueños de Kurosawa. Estaremos en contacto con la más dura historia de América del Sur entre la muerte y la doncella y la historia oficial. Conoceremos en una piscina de lujo algo decadente a dioses y monstruos y pasaremos por el territorio comanche. Conoceremos el mundo pulp de Tarantino y asaltaremos la sensibilidad de Eastwood que sortea y se inspira en sus maestros Leone y Siegel. Parada de lágrimas en Vietnam y paseo por una Dinamarca con Dogma. Visita al Allen que sortea el destino. Iremos hacia un rumbo doloroso a la madurez con beatiful girls.

Nos adentraremos en el mundo compuesto de celuloide y literatura de Auster. Un paseo por la frontera y otro por los telones que luchan por no bajarse para siempre. Nos montamos en un barco donde se hablan todos los idiomas o somos testigos de un viaje cinéfilo que nos proporciona un personaje, Stephen Lynn, que proporciona breves encuentros.

Ésta es la Hermosa Historia Imposible del Cine con mirada y palabras de Alfredo Moreno. Y adentrarse en este viaje depara conocimientos y sorpresas. Sensaciones y recuerdos. Sentimientos y pasiones.

… A veces eché de menos en ciertas estaciones paradas más largas. Son tan interesantes las propuestas-mirada que me hubiera gustado que el autor me hubiera hecho pararme mucho más en ellas.

39 estaciones. De viaje entre el cine y la vida, un libro-viaje imprescindible para aquellos que buscan miradas de cine… Tener el libro entre las manos es adentrarse en un bazar de sorpresas infinito. O leer una carta de alguien que viaja y mira a través del celuloide y comparte con el lector sus reflexiones y sentimientos.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

8 comentarios en “39 estaciones. De viaje entre el cine y la vida de Alfredo Moreno Agudo (Eclipsados, 2011)

  1. Una muy buena reseña,amiga,para un libro maravilloso de viaje lento y estaciones que nos esperan sin ninguna prisa para partir.Recuerdo,memoria y sueños son precisamente lo que mejor captura el cine.Calderón decía que la vida es sueño,pero yo creo que la vida es cine.Si no te lo crees,pregúntaselo a Truffaut.

    Un fuerte abrazo y un millón de besos.

  2. … la vida es cine y el cine es vida.
    Y el libro me ha inspirado esas palabras escritas.
    Miradas, recuerdos, memoria y sueños… atractiva combinación.
    Nos seguiremos parando en las distintas «estaciones que nos esperan sin ninguna prisa para partir»…
    Beso
    Hildy

  3. Qué bonito, mi querida Hildy.
    La vergüenza que siento en este momento, tras leerte, me impide añadir nada más.
    Muchos besos, y muchas gracias.

  4. Pues tengo varias ideas para un próximo libro: desde manualidades con pinzas para tender la ropa hasta consejos prácticos para la extracción segura y sin riesgo de las pelotillas del ombligo, pero vamos, nada sin concretar. Y como no tengo mucha idea de esas cosas, pues igual termino escribiendo otro de películas…
    Gracias una vez más.
    Besos

  5. ¡Apasionante el de los consejos prácticos para la extracción segura y sin riesgo de las pelotillas del ombligo!

    Ja, ja, ja… aunque creo sin duda que iría de nuevo a la libreria a por otro de películas.

    Besos
    Hildy

  6. Si algún día escribo un libro (cosa que dudo), y me lo publican (cosa que aún dudo más todavía…), ya sé a quien encargarle el texto de la contraportada y alguna cosa más. Qué hermosa reseña, compa Hildy, no me extraña que el compa Alfredo se haya sentido halagado, no es para menos (aunque no me cabe ninguna duda, conociendo su ‘cibercasa’, de que el texto bien lo merece, con toda seguridad). Por cierto, aún ando esperando que la librería que lo distribuye me haga saber algo vía correo electrónico (que ya ha pasado bastante tiempo desde que les escribí). En fin, paciencia…

    Un fuerte abrazo y buena tarde.

  7. ¡Tú sí que me halagas, gracias! Jo, así una se llena de energía para pasar bien los días. Gracias de nuevo, amigo Manuel. Y sí efectivamente el libro merece los halagos. Cuando lo tengas en tus manos y lo leas, verás cómo lo disfrutas un montón.
    Besos
    Hildy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.