Unas pinceladas de Albert Finney

Albert Finney.

Del que me queda mucho por descubrir, por recordar y por ver.

Actor camaleónico.

Unas cuantas pinceladas.

Es de los jóvenes terribles que poblaron el cine británico.

Que dieron aire a las pantallas.

Fuerza.

Picardía.

Viva la vida.

Héroes proletarios.

Con escenarios en sus lomos.

Con la botella siempre a mano.

Con saltos a Hollywood.

De presencia inolvidable.

Que hasta hace poco sigue regalando intensidad en la pantalla.

Físico en bruto.

Sonrisa imprescindible.

Ojos vivos.

Personajes con fuerza.

Que no escapan.

Arthur Seaton, el joven proletario, que pasa sus sábados noches, domingos mañanas entre lechos, historias y alcohol… después de una dura semana laboral…

Tom Jones, libertino bastardo con mucha pasión por la vida.

Mark, aquel que siempre olvida su pasaporte. Que pasa entre coches y hoteles del amor a la pasión. Que se topa con la frustración y el desencanto. Todo junto a su Joanna. Que a pesar de los pesares siguen juntos porque ahí están siempre en esencia, enamorados y desencantados. Son dos en la carretera.

Mr. Scrooge, no puede faltar una prueba de fuego. Un musical donde se lleva al personaje estrella, un Scrooge amargado que es visitado por el pasado, el presente y el futuro… y descubre la vida.

Hercules Poirot, detective refinado de Agatha Christie. Detective mítico. De la mano nos lleva a la resolución del asesinato en el Orient Express.

Geoffrey Firmin, el cónsul británio en México que se autodestruye entre el alcohol y los recuerdos. Un Huston que cuenta tristes historias de vida y desencanto. Bajo volcanes en erupción.

Leo, un duro mafioso de los de antes, unos Coen que devuelven la fuerza del cine de gánsters con mucha violencia y poesía de fondo. Con un Leo que avanza entre ópera y metralletas. Con oposiciones que parece que nunca puedan conciliarse, pero ya se sabe es Muerte entre las flores.

Andrew Crocker-Harris, un deprimido jubilado. Maestro que se siente no reconocido. Un hombre triste que reflexiona. Todo a su alrededor se desmorona. Su vida profesional y sentimental…

Edward Bloom, un hombre con facilidad de palabra que reviste su vida gris y la de las personas que ama con aire de relato o cuento. Convierte la vida a través de la narración de historias en algo mágico y maravilloso.

Charles, un padre roto que antes que el diablo sepa que has muerto descubre el horror a manos de sus hijos, también destrozados, desesperados, sin rumbo…

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

10 comentarios en “Unas pinceladas de Albert Finney

  1. Albert Finney siempre me sorprende. Es de los actores más versátiles que he visto. No sólo en actuaciones, sino también en físico. De Hercules Poirot, por ejemplo, es irreconocible. También me falta mucho que descubrir de Albert Finney.

  2. Fíjate que no soy mucho de Albert Finney. Y su Hercules Poirot, que a la mayoría de la gente encanta y sorprende, a mí no me gusta (ahí soy absolutamente de Peter Ustinov y su guasa socarrona mezclada con su estirada megalomanía); Finney lo interpreta como si fuera una mariquita loca.
    Besos

  3. Tampoco es Poirot el papel que más me gusta pero sí me sorprende su transformación. A mí Finney me conquistó, como le confieso a Carmen, con Dos en la carretera. Su sonrisa pícara, sus hoyuelos y las ganas de vivir que transmite… me pueden (y eso que su papel es de persona bastante insoportable…).
    Besos
    Hildy

  4. ¡Sí! Si la vi. No fue mi primera, de hecho creo que fue de mis últimas de ella. Qué bonita es. La relación entre ella y Albert Finney es única.

  5. ¡Qué bien! Si es que es una película especial: sencilla, íntima…
    Y efectivamente Mark y Joanna o Albert y Audrey están estupendos… la química funciona.
    Besos
    Hildy

  6. El querido Albert es un actor que me gusta,y mucho.Aquí se menciona películas magníficas.Dos en la carretera es una de mis películas favoritas.Maravillosa road movie.También está muy bien en Big Fish,de Burton.Pero quiesiera decir una cosa más en su favor.Bajo el volcán,de John Huston es una película fallida.Fíjate que esta novela quisieron rodarla directores de la talla de Buñuel y no encontraron manera de adaptarla,porque es una história en donde todo ocurre en el interior del personaje.Pero la película de Huston(que no se salva)pero el querido Albert realiza una interpretacíon de vértigo.Ay,también recuerdo cuando el actor era joven,guapa y mujerigo en Tom Jones.

    Un abrazo y besos,mi querida Hildy.

  7. Qué personaje el de Tom Jones, Francisco. Son películas salvadas por el personaje.

    De Bajo el volcán he leido bastante sobre la película, he podido disfrutar de algunas escenas… pero todavía no he logrado verla. Aunque hace poco salió una buena edición en DVD que todavía no tengo. Lo poco que he visto y por lo que he leido sobre ella sé que Finney hace una recreación increíble… y como bien me señalas no está considerada como uno de los aciertos en la carrera de Huston. Así que un lujo lo que me has escrito, porque tampoco he leido la novela.

    Dos en la carretera es pura delicia… Y no sabes lo que me emocionó y me emociona Big Fish cada vez que la veo…

    Besos
    Hildy

  8. ¡Dios, no nos puedes dejar así… con esa incertidumbre!
    ¿Saliste lanzado por los pasillos a propulsión…?
    ¡Quiero saberlo ya…!
    Post, post, post…

    Besos
    Hildy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.