Tim Burton y Johnny Depp, dos hombres vestidos de negro con corazón rojo

A veces entre director y actor no sólo surge química sino también una amistad larga y duradera. Así pasa con Tim Burton y Johnny Depp, un día sus mundos y sensibilidades conectaron y ambos tienen una maravillosa y valiosa filmografía en común. Burton traslada su mundo oscuro con destellos de sensibilidad extrema. Ese mundo de marginados y rechazados dulces que tratan de encontrar su hueco en el mundo. Y Depp se convierte en esos personajes camaleónicos que le permiten componer unas personalidades tenebrosas con dosis de ternura o personajes tiernos con dosis tenebrosas.

Una unión que sigue dando frutos. El próximo proyecto que llegará por estos lares es la adaptación a pantalla gigante de una serie de televisión americana de los años sesenta, Dark Shadow. Donde veremos la peculiar historia de una familia de vampiros en los años setenta… pinta como siempre dentro de la sensibilidad de ambos. Pero si tuviera que quedarme con uno de sus trabajos cinematográficos sería sin duda con Ed Wood, un maravilloso canto al mundo del cine, que pudimos disfrutar en 1994.

El viaje que nos proponen ambos es un viaje a un mundo extraordinario, peculiar y propio. Empieza el espectáculo.

Eduardo Manostijeras (1990)

Se produce el encuentro en cuento maravilloso. Un creador con rostro de Vincent Price ‘crea’ a un ser inacabado. Y queda así inacabado porque el creador es ser inmortal… y no puede terminar su obra. La criatura es Eduardo Manostijeras, un ser sensible pero con diversas imperfecciones, la más llamativa: unas manos que en vez de dedos tienen tijeras. Un ser tímido, sensible y apocado que es ‘rescatado’ de su soledad por una dulce vendedora de cosméticos que se lo lleva del castillo a su localidad. Una típica localidad americana de los años 50. Eduardo no encuentra su sitio y es rechazado por distinto… pero pronto aprovechará lo que le hace marginal para hacerse un hueco en la sociedad. Eduardo crea con sus manos parques, peinados… y además se enamora de la muchacha más popular de la zona. Cuento gótico que se ha convertido en una película de culto, en todo un clásico. Inolvidable el look de Depp…Supuso un importante paso en su carrera… en su búsqueda por dejar de ser un niño bonito y ser considerado un actor profesional. Convirtió a Burton en director de culto.

Ed Wood (1994)

Una joya en blanco y negro donde Burton y Depp homenajean al cine como motor de un mundo creativo y propio. Habla del cine como pasión. Y su fuerza para contar historias. Para hacer soñar. Para imaginar. Así Burton se va a un cineasta marginal. A aquel que se le conoce como el peor director del mundo, Ed Wood. Un cineasta que trabaja en producciones cinematográficas de bajo presupuesto pero que tiene que utilizar su imaginación y dedicar esfuerzos para conseguir sus objetivos. Johnny es un Wood inocente, excéntrico y ante todo apasionado. Lo convierte en un personaje fascinante así como toda la galería de secundarios estrafalarios que le acompañan. Wood convierte al cine en el motor de su vida, en su estilo de vida, la creación de sus películas se encuentra en el centro de toda su vida, y de su alma. Al igual que para Orson Welles, el cual le transmite (en un encuentro casual) fuerza y paciencia para deambular por un mundo duro. Pero sin duda lo más hermoso es la recreación maravillosa que realiza de una peculiar amistad entre Wood y un ídolo suyo, Bela Lugosi. Lugosi (un Martin Landau gigante) es ahora un hombre enfermo, dependiente y absolutamente marginado de la gran industria pero su relación con Wood le devuelve la ilusión y le mantiene la dignidad. Una gozada maravillosa. Seguro que sirvió como fuente de inspiración para recrear relación tan hermosa la propia relación que mantuvo Burton con su ídolo, Vincent Price.

Sleepy Hollow (1999)

Un cuento de terror, la leyenda del jinete sin cabeza, fue su siguiente colaboración juntos. Un relato negro y sórdido con historia de amor tierna. Poesía, terror y ternura. Tres ingredientes unidos en Sleepy Hollow. La película se inspira en un relato de Washington Irving…, donde Ichabod Crane, aquí como peculiar policía con curiosos métodos de investigación, trata de aclarar una serie de asesinatos en una pequeña localidad y de averiguar quién es ese jinete sin cabeza. De paso se cruza por su camino una gótica y lánguida dama con los rasgos de la extraña Christina Ricci.

Charlie y la fábrica de chocolate (2005)

Reconozco que tengo mejor recuerdo de la versión que se realizó del cuento de Dahl en el año 1971 con Gene Wilder de Wonka. O quizá aquella lejana pieza cinematográfica me pilló con una sensibilidad infantil que disfrutó a tope de este mundo fantástico. Lo mejor de esta versión, además de las imaginativas escenografías que crean el mundo de Burton, es el niño protagonista y todo el prólogo hasta que entra con su abuelo en la famosa fábrica. La interpretación de Depp oscila entre la excentricidad y el ridículo absoluto que a veces llega a cansar. Pero sin duda lo que menos soporté fueron los Oompa-Loompa con la cara mil veces repetida de Deep Roy.

Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet (2007)

Después del para mí pequeño bache que supuso Charlie y la fábrica de chocolate (aun disfrutándola en determinados momentos) vuelven con todo su esplendor en su película más oscura y trágica. Los dos se unen para llevar a las pantallas un siniestro y famoso musical. Donde el barbero diabólico se convierte en una víctima sujeta a un destino negro y violento. La venganza y el odio se convierten en su perdición… y más cuando la única persona en la que puede confiar guarda un terrible secreto que le destroza totalmente. Tras el dulce rostro de la ‘peculiar’ Mrs. Lovett (una magnífica Helena Bonham Carter) hay una máscara terrible y una trágica historia de amor. Aquí Depp vuelve a recuperar brío en un papel complejo: es como si Eduardo Manostijeras hubiese perdido toda su inocencia y ternura…

Alicia en el país de las maravillas (2010)

Poco puedo decir de esta versión de Alicia pues no llegué a verla en su día. Sólo que estaba ilusionada porque me parecía que el mundo de Carroll era ideal para Burton y Depp… pero fue de esas obras cinematográficas que esperas y de pronto dejas de tener ilusión según vas viendo imágenes o leyendo diferentes artículos. Sé que es asignatura pendiente pero creo que Depp como Sombrero Loco vuelve o regresa a los registros que no me gustaron en su Wonka de Charlie y la fábrica de chocolate.

Y una propina: La novia cadáver (2005)

Burton amante del mundo de la animación fue uno de los artífices de La novia cadáver un cuento tierno de amor y muerte donde su personaje principal, el encantador Victor está claramente inspirado en Depp.

… Lo que más me gusta sin duda de este dúo es que todavía les queda mucho que ofrecernos a estos espectadores (entre los que me incluso, apasionada) que esperan ávidos sus mundos con dosis de poesía vestida de negro.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

4 comentarios en “Tim Burton y Johnny Depp, dos hombres vestidos de negro con corazón rojo

  1. He de confesar, compa Hildy, que a las últimas entregas de la pareja ya le tengo perdida la pista, pero las primeras bien que las disfruté, y me parecieron de lo más gozoso y refrescante que el cine comercial reciente nos haya podido ofrecer. Imaginería visual desbocada y fantasía desbordante en las tramas y temáticas, con mucho, mucho amor por el cine y un toque de encanto especial en fondos y formas. ¿Qué más se puede pedir? Pues eso, pues nada, disfrutarlo y punto…

    Un fuerte abrazo y buena semana.

  2. No me gusta demasiado esta asociación; no me gusta demasiado Burton. No me gusta la gente que usa caprichos de su imaginación como pantalla para que no se vea el inmenso vacío que hay detrás. «Sleepy Hollow» me parece sencillamente horrorosa (en el peor sentido), y sí, salvo en parte «Eduardo Manostijeras» y absolutamente «Ed Wood». Pero Burton me cansa, me aburre. No estaría mal que intentara hacer alguna vez una película para niños, a ver si así le salía una para adultos.
    Besos

  3. ¡Menos mal que me salvas ED WOOD!
    A mí el mundo Burton aunque lleva un tiempo sin fascinarme (no he visto Alicia) todavía espero que me sorprenda bastante…
    Besos
    Hildy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.