John Huston. Biografia. Historia de una dinastía de Hollywood de Lawrence Grobel (T&B Editores)

Apenas me quedan 150 páginas en este libro de más de 800 páginas. Y sobre todo surge el retrato del cineasta John Huston como hombre con sus recovecos, laberintos, oscuridades y luminosidades y como ser creativo y artista. Pero ahí están también los retratos de Walter Huston, Angelica Huston, Tony Huston y Danny Huston… y todas las personas importantes que giraron alrededor de sus vidas.

La saga Huston con los secretos al descubierto. Con sus defectos y virtudes. El libro de Grobel es una radiografía familiar. Pero también muestra la filmografia sobre todo de John…, pero también de Walter (y su trayectoria como actor de vodevil o como actor de teatro que se enfrentaba a obras de Eugene O’Neill). Los primeros pasos de Angelica, Tony y Danny en el mundo del cine. Es un paseo por la intimidad de una familia combinada con la vida pública que todos conocemos. Es tal el volumen de asuntos íntimos revelados, asuntos tan delicados, que a veces como lectora he sentido pudor. Aunque sí es cierto que como explica Grobel contó con el consentimiento de John Huston y familia.

Y en el libro de Grobel hay por supuesto mucho pero que mucho cine. Así no sólo viene a nuestra mente la rica filmografia de Walter (de la que no estuvo siempre satisfecho) sino que recorremos la trayectoria como cineasta de John con grandes obras, altibajos, baches y resurrecciones gloriosas.

Yo a Walter sobre todo le recuerdo en la impresionante El tesoro de Sierra Madre (donde Walter trabajó bajo la batuta de su hijo). Pero también le tengo grabado en dos películas muy diferentes. Por una parte un reverendo complejo, oscuro, castrador… pero que cae en lo más profundo del abismo en Rain su contrincante es una mujer de mala vida con cara de Joan Crawford y en una obra cinematográfica del gran Wyler, Desengaño.

Y a John Huston más que en sus películas de cine negro, que me apasionan también, como El halcón maltés, Cayo largo, La jungla de asfalto… O la ya mencionada El tesoro de Sierra Madre que me impresiona, le guardo gran cariño por La Reina de África o Sólo Dios lo sabe. Me encantan rarezas que fueron grandes fracasos como Los que no perdonan, Vidas Rebeldes o me fascina La noche de la iguana.

Le disfruto en obras extrañas como El juez de la horca o Reflejos de un ojo dorado. Pero es que lo disfruto hasta en sus producciones más alejadas de su forma de hacer cine como Evasión o Victoria (que me parece título de lo más entretenido). O en esos intentos de buen cine que se quedaron a medias como Moby Dick o Moulin Rouge.

No puedo evitar que me fascine totalmente su obra póstuma, que tantas veces he visitado, como es Dublineses o Los muertos donde adapta de manera magistral (el guión es con su hijo Tony) el relato de James Joyce.

Y además me queda todavía por descubrir mucha de su obra como la apetecible La burla del diablo o Fat City…

Como siempre te sorprenden retratos de ciertas situaciones como la relación entre Walter y John, tierna, como de colegas más que de padre e hijo. La compleja relación de John con su madre… y la posteriores complejas relaciones con las mujeres de su vida (esposas y amantes). Las relaciones de amistad, por ejemplo, con Humprey Bogart. Las relaciones tirantes de John con sus hijos. El trabajo de John con actores y actrices como Marilyn, Mongomery Clift, Katharine Hepburn o Ava Gadner.

Tampoco deja de la lado la labor artística de los hijos de John Huston y sus trayectorias que aún no han terminado.

Al final el libro es una saga familiar fascinante que casi tiene ecos de novela donde junto a la creativad y el arte se mezclan los sentimientos más íntimos de amor y de odio.

Perdonad que os deje pero voy a seguir disfrutando de sus páginas…

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.  

1 comentario en “John Huston. Biografia. Historia de una dinastía de Hollywood de Lawrence Grobel (T&B Editores)

  1. Tienes toda la razón. El libro, como digo, es una radiografía que muestra a Huston y familia con todas las complejidades que acompañan a los seres humanos y sus relaciones. El retrato de John no es en absoluto adulador sino que le presenta como hombre (en su intimidad y en su imagen pública) así como un análisis de su obra creativa y la de otros miembros de su familia. Merece la pena su lectura que hace entender más su obra.
    Besos
    Hildy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.