Crítica Suspiros del corazón

¿Qué es Suspiros del corazón? ¿Una revista de fotonovela, un best seller de éxito, la ensoñación de un escritor o lo que todos escondemos en lo más íntimo del alma? 

¿Qué es Suspiros del corazón?¿Una historia del siglo XXI, la transformación del joven empresario Fernando Valbuena de Montijos, una isla de ideales y ficciones que navega por el mundo, un ideario de utopías, un lugar oculto de libertad que sobrevive en todos los tiempos…? 

¿Qué es Suspiros del corazón? ¿Una obra del destino, un horóscopo perdido, la sabiduría de tres ancianos, una historia de amor de las de siempre, un canto a la cultura para todos, una crítica a un mundo deshumanizado donde sólo importa el dinero y la imagen… donde se olvidan las pequeñas cosas? 

Suspiros del corazón es un regalo del director argentino Enrique Gabriel que consigue una hora y media de sonrisa. El espectador vuela a un mundo donde toma sentido una máquina Olivetti, una vieja cámara fotográfica, una imprenta de las de siempre, una comida con tertulia, un proyecto de llevar la cultura a todas partes, de transformar la imagen en palabra… ¿Cómo no caer rendido ante una representación fotográfica descabellada y encantadora de la gran novela de Leon Tolstoi, Ana Karenina?¿Cómo no reír ante la discusión genial entre el italiano El Tano y el republicano Manolo sobre quién fue dictador más terrible, si Francisco Franco o Benito Mussolini? ¿Por qué no creer en la historia de amor entre el rico empresario y la maestra con ideales?¿Cómo no enternecerse ante las palabras del anciano tío Sammy…, (no se puede jugar con los sentimientos de las personas, no se puede ir rompiendo almas, a veces es bueno aferrarse a un mundo de ideales para siempre ir tras él)?¿Cómo no creer con tales personajes qué el mundo puede cambiar?¿Cómo no creer que todavía hay personas que realizan actos sin fines económicos,  que sólo piensan en fines sociales? 

Como dice la joven Fraty, ella ha pedido enseñar en cierta zona de Argentina, no por conseguir más sueldo sino porque allí es más necesaria. Como dice Manolo, no hacen fotonovelas –emulando aquellas publicaciones italianas que animaron los años de posguerra con los rostros de la Loren u otros actores– por obtener beneficios sino por hacer llegar la cultura a todo el mundo. Los tres abuelos siempre están dispuestos a cambiar el mundo y llevar la cultura a todos los rincones si no es a través de una revista…, recogen todos sus bártulos, y se van con todos sus valores y toda su cultura, en una camioneta a llevar el teatro a los sitios más recónditos. Siempre con la esperanza de transformar, de hacer un mundo más amable…, y en su camino todos estos personajes se llevan al joven y ambicioso empresario. 

Suspiros de corazón está llena de personajes que no mienten, que los conoces, que sabes cómo son, que no traicionan…, ya nos lo dice la joven Fraty que vive junto a los personajes de las novelas, que nunca la romperán el corazón. 

Si quieres una tarde de utopías, de ideales, de otro mundo es posible…, acércate a los cine Verdi de Madrid y Barcelona… y tal vez tengas al salir de la proyección Suspiros de corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.