Diccionario cinematográfico (21)

James Dean: Jimmy corrió tanto aquel año de 1955 que traspasó la vida sin darse cuenta. Con 24 años. Después cómo iba a imaginar que en el otro lado del océano por los años ochenta, alguna adolescente se pasaría durmiendo durante años con una fotografía suya gigantesca en el techo…, de tejano. Mirándola, siempre. A mí, a Hildy, siempre me cuentan estas historias.

Sólo protagonizó tres películas con dos genios y un gran artesano… ¿Cómo olvidar sus recreaciones atormentadas de Cal Trask, Jim Stark o Jett Rink? Elia Kazan, Nicholas Ray y George Stevens extrajeron de su rostro al eterno rebelde. Al que no se entiende, al que quiere ser querido, al que no quiere ser malo pero no puede remediarlo, siempre con unas dosis de ternura… Su rostro fue y es una incógnita. Dejó montones de fotografías y tres historias para que generaciones y generaciones se pregunten que había tras la mirada huraña, la sonrisa tímida y el pelo revuelto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.