elhombremosca

Reloj: relojes de pulsera, relojes de torres, relojes de bolsillo, relojes de cuco, relojes despertador, relojes electrónico, relojes de arena, relojes de sol, relojes de péndulo… artilugios para medir el tiempo, para marcar horas, minutos, segundos… e imprescindible atrezzo que aparece en películas y a veces tiene papel protagonista, otros un momento importante o simple decoración ambiental… Repasemos algunos relojes cinematográficos imprescindibles.

Dos relojes en el cine mudo… Uno en un edificio donde escala un Harold Lloyd dispuesto a todo para alcanzar a su chica en El hombre mosca. Y ahí vemos al hombre de las gafas colgado de las agujas del reloj. O en El moderno Sherlock Holmes toda la trama se dispara por el robo de un reloj de bolsillo del chaleco del padre de la chica de la historia… El pobre proyeccionista con cara de Buster Keaton se ve culpado del robo del reloj por un recibo de una casa de empeños puesto a mala idea por su rival en el amor…, luego vendrán sus sueños frente una pantalla de cine.

Hay dos curiosas películas con la palabra reloj en el título y donde el tiempo es fundamental en la trama así como los relojes. Uno para el encuentro de dos enamorados y sus breves horas juntos, El reloj de Vicente Minnelli…, los relojes en las estaciones de tren. El director del color emociona con una historia en blanco y negro. Y otro El reloj asesino de John Farrow, entretenida película de un periodista en apuros (Ray Milland) con un jefe obsesionado con los relojes y el tiempo exacto (Charles Laughton).

Atrapado en el tiempo no sería igual sin ese reloj despertador que apunta siempre las 6.00 de un mismo día… El día de la marmota. O El tercer hombre nos gusta cada vez más y siempre disfrutamos de la famosa frase que suelta un carismático Harry Lime (¡no podía faltar en estos días de El blog de Hildy, Orson Welles): “En Italia, en treinta años de dominación de los Borgia hubo guerras, terror, sangre y muerte, pero surgieron Miguel Angel, Leonardo da Vinci y el Renacimiento. En Suiza hubo amor y fraternidad, quinientos años de democracia y paz y ¿qué tenemos? El reloj de cuco”. O no nos angustiaríamos tanto en la parte final de Solo ante el peligro sin ese reloj de péndulo que avisa al sheriff solitario que cuando den las doce llegará ese tren que trae una pesadilla…

Los relojes a veces son la clave de un thriller o esconden tristes significados. Así ocurre con uno de esos relojes gemelos que ocultan una pieza fundamental en Laura de Otto Preminger o cómo uno de los personajes de Tomates verdes fritos para el péndulo del reloj de pared para detener el tiempo y retener la hora del fallecimiento de un ser querido. También la ciencia ficción inventa relojes del futuro, relojes que añaden horas a tu vida o también las roban. Relojes incrustados en la piel. Lo importante no es el dinero, es el tiempo del que dispones… Esa es la premisa de la entretenida In time de Andrew Niccol.

¿Cuál es tu reloj inolvidable en el cine?

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.