Header image alt text

El blog de Hildy Johnson

Simplemente, un blog "de cine"

Hace mucho que te quiero

Todas las caras del perdón

Como todos los años en La Casa Encendida durante el mes de julio, Hildy Johnson anda metida en un ciclo de cine temático. Este año toca el tema del perdón. Y es que no es una palabra fácil y a la vez es tremendamente cinematográfica: ¿en cuántas películas hay una secuencia sobre el perdón? Tanto el perdón como el acto de perdonar tienen muchas connotaciones (psicológicas, políticas, ideológicas o religiosas) y pueden mirarse desde muchos prismas diferentes. Este martes se enciende la luz del proyector para empezar a contar historias de perdón. Nos esperan siete tardes de cine y tertulia…

Read more

Hildy Johnson y sus compañeros

Me quedo sin palabras cuando compruebo que fue un 19 de febrero de 2007 cuando publicaba mi primer post, una carta de presentación…, y entonces, de pronto, cobré vida como Hildy Johnson en el ciberespacio y no he dejado de teclear. Ahora estamos en febrero de 2017 y aún no he parado… Diez años de lunas nuevas.

Primera luna

Ha sido emocionante y es emocionante sentir El blog de Hildy Johnson como un hogar. Y ese hogar recibe visitas de un montón de buenos amigos que compartimos una pasión: el cine. Y como buenos amigos nos reunimos y armamos jolgorio hablando apasionadamente de lo que nos gusta: las películas que vamos viendo. Así van pasando los años con reuniones en las que debatimos, reflexionamos, aportamos miradas, nos descubrimos películas, libros, canciones…, compartimos momentos (buenos… y también algún que otro malo)… Y así El blog de Hildy Johnson se enriquece, se llena de vida. Y de estos buenos amigos algunos vienen para quedarse siempre (y a su vez ellos tienen otros maravillosos hogares cinéfilos, donde también nos reunimos), otros vienen de visita asiduamente, otros de vez en cuando, alguno desaparece y aparece como los faros en el mar (e iluminan en el instante adecuado), otros no se manifiestan pero están, alguno pisa tan solo una vez el suelo pero da pista de su presencia… y otros son viajeros esporádicos… Pero las puertas de este hogar siempre están abiertas y su pantalla blanca nunca deja de proyectar películas y textos. No dejo nombres propios porque no querría incurrir en algún olvido, no me lo perdonaría. Y, sí, sé que soy una pesada por decirlo tanto… pero estas reuniones de amigos y sus comentarios y aportaciones son la gran riqueza de este blog. Continuamente os echo de menos.

Read more

Este es un regalo (un decálogo cinéfilo) y un deseo de unas felices fiestas, que además van a dar paso a un nuevo año, 2017, donde la vida sigue… y quizá, solo quizá (adoro este adverbio), pueda ser un poco más hermosa. Por lo menos ahí seguirán las películas…

Paterson

1. Hacer del día a día un poema cotidiano

Y esto es posible tal y como demuestra el Paterson de la película de Jim Jarmusch (que a su vez crea un poema visual urbano). Un conductor de autobús que vive su día a día y rutina, pero con una mirada muy especial. Lo cotidiano se convierte en verso. Cada gesto tiene su variación, y significado. Tiene un cuaderno secreto donde extrae poesía de una caja de cerillas, de un recuerdo de infancia, del sonido del agua cuando cae de una cascada o del amor que siente hacia su compañera de vida, Laura.

2. Extraer la belleza… de un mundo cada vez más hostil

Parry, el sin hogar, protagonista de El rey pescador vive rodeado de hostilidades. Un mundo duro, que no solo no lo mira o lo rechaza, sino que lo deja continuamente al margen con su locura. Sin embargo, él se empeña día a día en extraer la belleza. Un día paseando con su amada (una tímida editora de novelas baratas) en su primera cita, Parry coge un alambre del suelo (chatarra, basura)… y con sus manos nerviosas le regala una preciosa y pequeña silla. O en un manicomio o en una sala de urgencias donde solo hay desolación, él reúne a todos, con grandes dosis de energía y entusiasmo, para que canten I like New York in june, how about you?

Read more

Nuestro último verano en Escocia

Como todos los años, con ilusión y pasión, un ciclo se prepara con todos los cuidados en el mes de julio en La Casa Encendida. Y siempre se espera transmitir ese cariño en cada una de las sesiones. Para que sepáis el horario, los días y toda la información que os haga falta os facilito el link (pinchar aquí). Este año el tema es Tánatos en lo cotidiano… porque si de algo estamos seguros en esta vida, y todos lo sabemos, es que esta se acaba. Pero parece como que hoy en día no apetece hablar o reflexionar sobre ella, ni visibilizar unos momentos y unas emociones que no vamos a poder evitar. Sin embargo inevitablemente siempre están presentes ciertas preguntas y cuestiones: ¿cómo enfrentarse a la muerte?¿Cómo asimilar la ausencia del ser querido?¿Cómo despedirse?¿Cómo pasar el duelo? ¿Cómo afrontar una muerte digna?¿O como entender, algo que es más cotidiano de lo que quisiéramos, el suicidio de una persona amada?¿Cómo se siente la muerte de un padre o un hijo? ¿Cómo vivir la enfermedad o el accidente del ser querido?… El cine ofrece múltiples miradas y reflexiones sobre ese Tánatos que visita nuestras vidas cotidianas. Por una parte los espectadores se encontrarán con la proyección de siete películas que tocan distintos aspectos sobre la muerte y por otra debates con personas preparadas para enfocar el tema de la muerte desde el punto de vista de la filosofía, la sociología y la psicología o para ahondar en cómo el cine puede enfocar este tema y también para dar respuesta a ciertos aspectos de los que cuesta más hablar: cómo entienden los niños la muerte o cómo acercarles estas cuestiones o tratar de entender una realidad tan compleja como dolorosa, los suicidios.

Read more

Techo y comida

Aviso a los lectores: Desde el viernes no es posible enviar comentarios… Estoy tratando de solucionar este problema y espero que en breve esta función quede habilitada para así poder seguir intercambiando opiniones, reflexiones, informaciones y generando un espacio rico de debate y pensamiento cinematográfico. Mil perdones por las molestias.

Techo y comida… no se puede ser ya más claro y explícito en el título. Al igual que la depresión de los años 30 tiene unos títulos representativos en la pantalla blanca o los periodos de posguerra y recuperación cuentan incluso con corrientes tan potentes como el Neorrealismo; la larga crisis económica, social y política que arrastra el mundo desde 2007 tiene sus propios reflejos cinematográficos. Aquí en nuestro país uno de ellos será Techo y comida, el debut en el largometraje del realizador andaluz Juan Miguel del Castillo.

Read more

Hace unos días servidora cumplió un año más…, y, claro, no lo va a negar una, pero siempre se reciben con agrado regalos hechos con amor de las personas queridas. Y, bueno, hubo más de uno relacionado con el cine… entre otros, un pack interesantísimo del periodo pre-code de un director que me da muy buenas sorpresas: William A. Wellman. Y así ha sido con las dos películas que he podido visionar: una joya oculta, Gloria y hambre, y un buenísimo melodrama con ecos de otro, Barrio Chino

Antes de meternos en materia, un aviso: durante dos semanas no publicaré texto alguno…, me voy a tierras lejanas que quizá no aparezcan en los mapas y desconecto de todo para pasar bonitas aventuras…, para volver con fuerzas renovadas, seguir tecleando mi máquina de escribir y continuar viajando por universos cinéfilos. Ay, no tengo duda de que os echaré, amigos del ciberespacio, mucho de menos y que me encantará, como siempre, reencontrarme en breve con vosotros entre comentarios, reflexiones, opiniones, recomendaciones y disfrutando de vuestros blogs, imprescindibles ya en mi vida cotidiana.

Read more

Mis queridos aventureros del ciberespacio, durante unos días (un par como mucho) no habrá actividad en el blog por tareas de mantenimiento.

Pero mientras tanto un montón de películas andan cocinándose con amor en mi cabeza.

Beso y hasta pronto

Hildy

 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Con la mente en blanco voy dibujando una felicitación de Navidad con fotogramas de cine. Y lo primero que veo es un eterno resplandor de aquellas películas sobre las que no he escrito línea alguna.

Read more

mejorotrodiaI

Fin de año: un año termina, otro empieza. Termina una película, empieza otra. Cada año puede ser una película de tono distinto. Yo siempre pienso que el género que más va con la vida es la tragicomedia. El año nuevo, ese año que va a dar pistoletazo de salida es todo un suspense… Ese año que empieza depara alegría, penas, nuevas apariciones, ausencias, amores, desamores, fortunas y carencias, salud y enfermedad, seres queridos… y quizá algún que otro intruso incómodo… En este nuevo año alimentaremos pasiones, caerán en nuestras manos nuevos libros, películas, exposiciones o reuniones de amigos con debates apasionados u otros eventos. Quizá algún viaje o un día en la montaña. Algún amanecer o anochecer donde nos dejemos llevar… Días de estrés y otros de tranquilidad… Pero antes queda despedir el viejo año… Para algunos es una fiesta, para otros puede ser el fin del mundo, a otros les espera la soledad, y al de más allá una buena reunión con gente querida… Y como siempre el cine lo ha reflejado.

Cuando me vino a la cabeza esta palabra del diccionario cinematográfico, la primera imagen que me visitó fue ese fin de año que aparece en Esplendor en la hierba de Elia Kazan… Y es que anuncia una noche loca llena de fiesta pero que oculta muchas máscaras y una familia que se quiebra en cada segundo… así como el fin de una etapa y el inicio de un periodo oscuro. El crack del 29.

Pero enseguida recurro a otro fin de año. Y veo a un solitario sin hogar que sueña con un fin de año que no tiene… En ese sueño se le ve alegre, rodeado de un grupo de damas a las que hace reír con la danza de los panecillos. Y ahí entre todas las muchachas, la mujer a la que ama. Después despierta, solo, y triste va a un local donde mira a través de la ventana cómo todo el mundo está alegre y disfruta. Él está fuera rodeado de nieve, con mucho frío, y tremendamente solo. Sin embargo, no sabe que al día siguiente, no solo cambiará su suerte sino que además quizá no todo sea tan solo un sueño… Estoy en La quimera de oro de Charles Chaplin.

Y entonces salto a una película de esas que pintan la vida de color de rosa… pero muestra un fin de año en principio bastante desolador: cuatro personas coinciden en la noche de fin de año en lo alto de un edificio para hacer lo mismo, suicidarse. Tras el intento fallido, los cuatro hacen un pacto: posponer el suicidio y en ese periodo tratar de buscar un sentido a sus vidas… Me refiero a Mejor otro día de Pascal Chaumeil. Sin duda es un principio deudor del espíritu de Frank Capra y una carta de un tipo inexistente (¿o no?)… Juan Nadie. Juan Nadie, harto de todas las injusticias que rodean su vida, un indignado, amenaza con suicidarse en lo alto de la azotea de un edificio emblemático en los últimos días del año, en Navidad… Y de pronto Juan Nadie se convierte en una realidad con cara de Gary Cooper… y crea todo un movimiento de ciudadanos indignados que luchan por un mundo más justo (pero la película tiene muchas reflexiones y merece la pena echarla un vistazo)…

Entonces salto al apartamento de un tipo solitario y enamorado de una ascensorista que han pasado juntos una Navidad triste pero que ha servido para que ambos despierten y se den cuenta de que la vida que llevan no es la que desean. Así en el último momento, como no en la noche de fin de año, ella decide definitivamente abandonar a un hombre con el que sabe no va a encontrar la felicidad… y corre a jugar una partida de cartas pendiente con el tipo solitario. Por lo menos han dado el primer paso, son dos amigos sin máscaras, que se comprenden. Un fin de año especial en El apartamento de Billy Wilder.

Pues eso… Feliz 2015 a todos. La vida es tragedia y comedia… pero siempre deseo que la balanza se incline más hacia la comedia…

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

hildyfeliznavidad

Porque vuestra compañía en el ciberespacio es algo que valoro mucho y muy importante para mí.

Porque me encanta leer vuestros comentarios y vuestros blogs.

Porque me hacéis disfrutar, aprender, reír, reflexionar, debatir…

Porque me encanta compartir con vosotros esta pasión…

Porque me hacéis una persona más rica cada día…

Os deseo una Feliz Navidad y un año 2015 de cine….

Muchas películas nos esperan… y muchas palabras…

Os dejo besos y más besos… y sigo tecleando en mi máquina

Hildy Johnson

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.